Se aconseja lavar las prótesis con agua tibia y jabón neutro sin refinar, con la mano hacer movimientos circulares teniendo cuidado de no lastimarla con las uñas y secarla con una toalla suave.

Las prótesis de silicona nunca deben ser cubiertas con talco ni con ninguna clase de producto adicional.